Escalada en Calpe

La montaña más emblemática de toda la Costa Blanca es el Peñón de Ifach, ubicado en un Parque Natural, en la ciudad de Calpe. Este impresionante pilar de piedra caliza de 332 metros se levanta en la costa, rodeado por el mar. En las caras norte y sur de esta roca gigantesca, hay muchas rutas de varios largos que llegan a la cima de la montaña. La cara norte es de roca caliza blanca, con rutas más cortas y tiene algunas restricciones debido a la nidificación de aves desde el 1 de abril hasta el 31 de junio. La mayoría de las rutas se concentran en la cara sur, reconocida por su roca caliza anaranjada y grandes desplomes. La mejor temporada para escalar aquí es cuando el clima no es demasiado cálido. Las vistas desde el Peñon de Ifach son impresionantes y escalar sobre las aguas cristalinas hace que la experiencia sea inolvidable.

A mediados de mayo se celebra el Rally 12 hores d’escalada al Penyal d’Ifach, una intensa prueba que consiste en escalar el máximo número de vías en el Peñón de Ifach en 12 horas.

Calpe es una ciudad muy turística con todo tipo de servicios y muy concurrida en verano. Los alrededores de Calpe ofrecen muchas actividades diferentes, como senderismo, trail running, buceo, kayak, vela e incluso escalada deportiva (un largo). Las rutas de escalada deportiva de un solo largo se pueden encontrar en la Sierra de Toix, una cadena montañosa al lado de Calpe. También ofrece bonitas vistas y tiene una amplia variedad de grados de escalada.

Restricciones

La escalada está prohibida en la cara norte debido a la nidificación de aves desde el 1 de abril hasta el 31 de junio. Aunque la cara sur no tiene ninguna restricción, puede ser muy molesto escalar allí durante el período de nidificación, ya que las gaviotas a menudo molestan y atacan a los escaladores cuando éstos pasan cerca de los nidos.